*Fotos por Santiago Pinyol

*Texto de Carolina Cerón